Conocí a Agustín Vázquez en el Teologado Salesiano de Guatemala siendo su profesor y director durante sus cuatro años de estudios teológicos.
Desde el primer año se manifestó como un gran apóstol de los jóvenes oratorianos con el deporte y la catequesis.
Agustín Vázquez y sus cinco compañeros  Mons. Oscar Julio Vián Morales, Mons. Abelardo  Mata, Dr. Félix Serrano, P.Mario Rodríguez y P.Héctor Hernández, el 15 de Agosto de 1976 fueron los primeros salesianos ordenados sacerdotes en el recién construido Santuario María Auxiliadora del mismo Teologado. Los ordenó el Cardenal Miguel Obando Bravo asistido por el Vicario Inspectorial P. José Manuel Guijo y el director P. Ángel Roncero.  
En los últimos cuarenta años muchas veces tuve reuniones y pláticas con Agustín, viéndolo siempre como el gran apóstol de los oratorianos, además de formador de los voluntarios o candidatos a salesianos que se preparaban en la Parroquia Salesiana de Comayagüela (Honduras). 
Supe que en Honduras (Comayagüela) consiguió varias hectáreas de terreno para campos deportivos del Oratorio.
Del 2010 al 2014, cuando yo iba a Guatemala me hospedaba en la Parroquia La Divina Providencia donde él era Director. Una vez más constaté la sincera  fraternidad y amabilidad que siempre mostraba como
salesiano y como director de la casa.

 

En Guatemala constaté de visu que consiguió, en este caso prestados, muchos campos deportivos para uso de sus oratorianos los Sábados y Domingos en tres lugares diferentes de la Capital: en los campos del Roosevelt (Zona 11), en el barrio de La Democracia y en el de San Francisco (Zona 7). Vi también cómo hacía hasta de conductor para llevar en el microbús a los oratorianos más pobres que no tenían medios para llegar a los campos deportivos.
Agustín ha sido siempre el apóstol de los oratorianos más pobres. Y no sólo con el deporte, sino también con su gran celo apostólico para formar a los oratorianos en la vida cristiana y en la instrucción religiosa.

 

Don Bosco estará muy contento de este hermano muerto en el campo de trabajo por los más pobres.

 

Ángel Roncero Marcos.
Categorías: Uncategorized

Bitnami